UNA SUPERBANDA PARA HOMENAJEAR A DIVIDIDOS

EN EL MARCO DE LA ROMAPHONIC SESSION, MÚSICOS DE LA RENGA, ALMAFUERTE, LAS PASTILLAS DEL ABUELO, LA MISSISSIPPI Y MALDITA SUERTE TOCARON “SOY QUIEN NO HA DE MORIR”

Tremendo homenaje a Divididos se realizó en una nueva edición de la Romaphonic Session. En esta oportunidad, armaron una verdadera selección nacional de músicos para darle brillo a “Soy Quien no Ha de Morir”, una joya perdida en el disco recopilatorio 10, pero que estuvo incluida originalmente en el álbum Juntos Por Chiapas (1997), que se realizó a beneficio de las comunidades originarias que habitan el territorio mexicano. Tanque y Tete, de La Renga, en batería y bajo, Tano Marciello y Gusty Mirón (Maldita Suerte), en las guitarras, Piti Fernández (Las Pastillas del Abuelo), Ricardo Tapia (La Mississipi Blues Band) y Juanjo Spinedi (Maldita Suerte), en las voces, fue la formación elegida para tributar a “La aplanadora del rock”.

La idea de estas sesiones surgen de los hermanos Romero, quienes están a cargo de los estudios Romaphonic (ex Circo Beat), en donde se han grabado discos que forman parte de la historia grande del rock nacional. El primer homenaje fue para Luis Alberto Spinetta, con una versión de “Ana no duerme” cantada por Ale Kurz (El Bordo) y Lula Bertoldi (Eruca Sativa), acompañados por Andy Villanova de Carajo en batería, Gaspar Benegas, de Las Manos de Filippi y el Indio Solari, en guitarra junto a Julián Kanevsky y Joni Monty en bajo. Fito Páez fue otro de los elegidos para homenajear, a través de “Ciudad de Pobre Corazones”, repitiendo la dupla de Kurz y Bertoldi en las voces, más el aporte de Santi Aysine (Salta La Banca).

 

Fuente: revistasoyrock.com.ar